El alemán Walter Röhl fue el primer piloto de la historia en conseguir ser dos veces campeón en el Mundial de Rallyes.

La primera de ellas fue en 1980 y a manos de un Fiat 131 Abarth, su compañero de equipo ese año fue el finlandés Markku Alén.

El mundial de rallyes de 1980 fue de principio a fin un paseo triunfal para Walter Röhl con cuatro victorias en el campeonato, la primera de ellas en Montecarlo.

A esa participación corresponde la decoración que nos ocupa, un modelo de rallyslot 1/24 elaborado utilizando el kit de maqueta de la marca italiana Italeri.

Para completarla y hacerla andar la mejor opción en chasis para modelos clásicos de tamaño reducido: el chasis Eco de APO Racing.

Si bien es cierto que en este modelo en concreto, que no es tan pequeño como otros modelos de la época, podría montarse también un chasis estrecho de APO Racing.

Pero aparte de ir algo justo, nos pasaríamos por reglamento del peso máximo establecido para este tipo de clásicos, para entorno casero podría valer pero en caso de querer participar algún día en alguna competición de clubes basada en un reglamento pues podríamos tener problemas en la verificación. Para tenerlo en cuenta.

Como curiosidad, este modelo monta en lugar del soporte delantero completo de APO Racing (que se incluye en el propio kit del chasis) un soporte delantero metálico de MSC, una referencia descatalogada hace mucho tiempo y muy difícil de conseguir actualmente pero compatible con los chasis APO Racing.

El Fiat 131 Abarth es un modelo con el que pasarlo genial por los tramos de rallyslot emulando al gran campeón germano, además es una versión preciosa con los colores oficiales de Fiat con el logo en el capó y una combinaciones de tonos azules que lo hacen muy llamativo.

Muchas gracias a Óscar por prestarnos el coche para el reportaje.